Las mejores 3 ideas de ejercicios de coaching para niños

Los ejercicios de coaching para niños deben ser realizados como una forma de guía hacia un desarrollo pleno y equilibrado. Debe ser tan personal como sea posible y también muy atento. Los padres deben estar muy involucrados y no esperar que el coach lo haga todo por ellos. Los niños tienen emociones muy fuertes y los cambios les afectan impactando en su personalidad y su forma de gestión emocional. Ya que un coach es una guía, será ese apoyo para que todo vaya correctamente. Se suele comenzar a partir de los seis años, porque es cuando la personalidad del niño va tomando forma, ya que hace preguntas, razona y aprende de todas las situaciones que vive.

Ventajas de los ejercicios de coaching para niños

Hay multitud de ellas que muchos desarrollan por cuenta propia derivada de las sesiones, pero aquellas que se ganan de forma directa son:

  • Mucha independencia y liderazgo. Ya que las sesiones se centran en el niño, valorará mucho más su persona y el esfuerzo que hacen sus padres. Le dará propósito en la vida y querrá que todo el trabajo tenga sus frutos.
  • Mayor inteligencia emocional y relacional. La potenciación de comunicación en el pequeño conseguirá que sea abierto emocionalmente y mucho más sociable. Se le dará mejor expresarse y valorará el tiempo con el resto de personas. Si algo se te da bien lo disfrutas mucho más. Los ejercicios de coaching para niños fomentan la creación de lazos fuertes.
  • Autoestima y autopercepción potenciadas. La validación que el niño ganará tanto por parte de sus padres como la del coach le educará para tener pensamientos positivos sobre sí mismo.
  • Fácil reeducación y menos resistencia al cambio. Los seres humanos, por lo general, no se llevan bien con el cambio. Prefieren lo conocido y rutinario. Tras unos ejercicios de coaching para niños entenderá que el cambio es un proceso y no tiene por qué ser negativo. La positividad llegará a su vida y le hará ver todo como una nueva oportunidad. Porque eso es lo que realmente significa el cambio.

3 ejercicios de coaching para niños que pueden aprender los padres

Como todos los ejercicios de este tipo, primero los realizará el coach, explicando bien los motivos y analizando como responde el niño. Después, los padres intentarán replicarlo para obtener resultados satisfactorios. Se desarrolla de esta forma porque la figura del coach tiene que dar las herramientas a los padres para poder atender las necesidades emocionales de sus hijos cuando el coach no esté. El fin último es que los padres se valgan por sí mismos y los hijos también. Es una cadena de enseñanza que comienza con una colaboración de las tres partes que han de estar muy implicadas en los ejercicios de coaching para niños.

Técnica de tapping:

Consiste en dar unos suaves toquecitos con las yemas de los dedos en la cara o el cuerpo del niño para llamar la atención del crío. Esos suaves toques cambiarán la dinámica en la que estaba inmerso. Por eso se trata de uno de los mejores ejercicios de coaching para niños. Con la punta del dedo se toca la cara del niño como si se estuviesen pintando puntos. Se puede crear un patrón triangular en la mejilla y repetirlo, por ejemplo. Esto es muy útil con los más peques y se puede desarrollar en el tiempo como un ejercicio para parar bucles de negatividad como berrinches, enfados o llantos descontrolados.

Desarrollo de la identidad:

En estas sesiones se basan en fomentar la introspección del niño para que cree y sea consciente de su identidad. El niño debe desarrollar un fuerte «yo» tanto presente como futuro para identificar los pasos que le llevarán a recorrer su propio camino. Al principio pueden frustrarse porque piensan que hay expectativas puestas en ellos, pero deben desligarse de todo para que la decisión sea suya. Así se convertirán en líderes independientes.
Es normal que se pregunten si deben parecerse a los padres o a famosos, pero lo ideal es que el propio niño fomente su talento y se aplique en áreas que destaque y disfrute.

Creación y resolución de escenarios:

A los niños les encanta hacer preguntas pero también resolverlas. E, incluso hacer preguntas sobre las preguntas. Plantearle al niño escenarios que puede vivir en un futuro le prepara para ellos. Fomenta su curiosidad y su resolución de problemas y también se le puede guiar en caso de observar que no lo resuelve de forma satisfactoria. A los niños se les puede hacer entender para que su inteligencia emocional crezca. Estos escenarios pueden incluir una pelea en el colegio con otro niño, una situación donde deben o no mentir a sus padres o qué hacer en caso de una emergencia.

¿Cuándo deben acudir los padres al coaching para niños?

En general, lo ideal sería que los padres acudiesen al coaching antes de que la situación les supere. Ellos también deberían entender que ser padres no viene con un manual de instrucciones y es normal que no lo sepan todo sobre el desarrollo de una persona. Puede que ni ellos mismos se hayan planteado cuáles son los pilares del crecimiento personal. Para eso están los profesionales. Acudir a ellos es signo de fortaleza, no de debilidad ni ignorancia. De hecho, hacen falta más conocimientos para identificar un problema de forma temprana.

Muchas veces los padres acuden a un coach alegando que su hijo tiene un trastorno que ningún psicólogo ha identificado. Creen que como no han sabido gestionarlo se trata de un problema mayor. Aluden a que sus hijos son bipolares por tener una personalidad cambiante, que están deprimidos porque no salen o que son adictos porque juegan mucho a la consola. Una figura de autoridad externa como lo es un coach puede identificar comportamientos negativos y reeducarlo para que sean positivos. En muchas ocasiones, además de faltarnos herramientas

El coaching familiar es tan bueno y recomendado a padres porque permite crear una dinámica interna dentro de la familia que es muy sana. Si los pequeños ven a los padres como una figura autoritaria, pero también la respetan y saben que puede ayudarles se abrirán y hablarán de sus problemas. La comunicación es el primer paso en la resolución de conflictos.

Tanto si quieres convertirte en coach para desarrollar ejercicios de coaching para niños como si necesitas un profesional rápidamente, nosotros podemos ayudarte. Estamos a tu entera disposición. Tu problema tiene solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − 2 =

Table of Contents

Categorías
Ir arriba
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?