Descubre la manera de cuidar tu descanso emocional en los peores momentos

Nos encontramos en una época de nuestras vidas que está, muy a nuestro pesar, en constante cambio. Y sumado a este, se une la incertidumbre del mañana y la inestabilidad social, política y económica. Es en estos duros momentos cuando nos toca girar la vista hacia dentro y centrarnos en nuestro interior. Solo así, podremos cuidar nuestro descanso emocional. Hoy te dejamos algunas claves para lograrlo.

Reacciones actuales que afectan a nuestro descanso emocional

Cuando atravesamos momentos duros en nuestra vida, como es el actual, es frecuente tener sentimientos de apatía o desgana, mostrarnos irritables, tener poca paciencia, sentir una constante preocupación y, en definitiva, tener la mente llena de pensamientos que llegan incluso a provocar alteraciones del sueño que afectan a nuestro descanso nocturno.

En el caso de la pandemia actual, y teniendo en cuenta los niveles de aislamiento que algunas personas han llegado a padecer y la distancia entre familiares, sentimientos como la ansiedad han incrementado su presencia dentro de la población. Y de acuerdo con lo que alertan los estudios, de no atender estas emociones, en el futuro podrían conducir a una depresión.

En primer lugar, es importante saber aceptar las emociones que se experimentan y no culparnos. Lo contrario, supondría una carga extra más que podría terminar por desgastar la salud mental. Pero una vez hemos tomado conciencia de nuestras emociones y las abrazamos, también debemos buscar formas de aportar calma y bienestar para lograr un equilibrio interno.

Cómo podemos cuidar nuestra salud emocional

Una de las claves más importantes para disfrutar de una buena salud emocional es aprender a centrarse en aquello que sí podemos controlar. Ojo, que esto no significa que dejemos de lado los problemas o que nuestras emociones vayan a desaparecer por arte de magia; se trata solo de cambiar la actitud con la que nos enfrentamos a ellas.

Si ponemos nuestro foco en aquello que sí esta bajo nuestro control y, por tanto, sobre lo que podemos influir, estaremos pasando de un estado meramente contemplativo a la acción. Y esta, es decir, estar ocupados, es la que mantendrá a nuestra mente alejada de todos los pensamientos que nos provocan malestar.

Hay que tener en cuenta también que las emociones vienen derivadas de los pensamientos. Por lo tanto, para modificarlas, es necesario cambiar también nuestros patrones mentales, de manera que puedan convertirse en conductas adaptativas. Con esto claro, ¿qué podemos hacer para cuidar nuestro descanso emocional? ¡A continuación te dejamos algunas pautas!

Crea una rutina

No hay nada mejor para dejar que la mente divague que tener horas muertas que se suceden una tras otra. Esto no significa que tengamos que llenar cada minuto de nuestro día con algo, ya que aprender a estar en silencio con nosotros mismos es la mejor forma de abrazar lo que sentimos.

Crear una rutina consiste en distribuir nuestras actividades a lo largo del día, incluyendo el tiempo para descansar. Y si por algún motivo estas escasean, ya sea porque no trabajamos o porque lo hacemos desde casa, habrá que introducir algunas extra que nos ayuden a tener una sensación de dirección a lo largo del día.

Expresa tus emociones

Ya sea hablando con tus familiares y tus amistades o bien poniéndolo por escrito, expresar cómo nos sentimos nos ayuda a procesar las emociones. Además, puede ayudarnos a descubrir más sobre nosotros mismos, como por ejemplo, conocer los motivos por los que nos sentimos de una determinada manera. También, cuando lo escribimos y lo leemos, podemos sentir que se trata de otra persona y no nosotros, lo que nos permite tomar perspectiva.

Aplaza todo lo que ahora te pese

Siempre y cuando no sea un proyecto importante que no puede aplazarse, en los momentos difíciles hay que saber tomarse un descanso. Especialmente, un descanso emocional. Por eso, todas aquellas actividades que ahora te supongan un esfuerzo demasiado grande y que no sean tu prioridad, pueden esperar. Pero cuidado con confundir el posponer algo para un momento posterior con querer evadirse de ciertas tareas.

Vive en el presente

Es bien sabido que nuestra imaginación suele recrear situaciones que en la realidad ni siquiera llegan a tener lugar. Y aunque eso no significa que no podamos atravesar épocas complicadas, de lo que se trata es de no alimentar los momentos duros con pensamientos alarmistas.

Dicen que cuando vivimos en el pasado tendemos a sentirnos tristes, cuando lo hacemos en el futuro, lo que experimentamos es ansiedad; el gran mal de nuestro tiempo, mientras que el presente es lo que puede aportarnos paz. Aprende a no adelantarte a los acontecimientos y lograrán un notable descanso emocional.

Desconecta de las pantallas

Utilizar teléfonos móviles o equivalentes antes de irnos a dormir interfiere en la producción de la melatonina; la hormona responsable de los ciclos de sueño. Además, el uso continuo de los dispositivos electrónicos nos produce una sensación de estar permanente conectados y a la expectativa de algún tipo de mensaje. No solo genera dependencia, sino que nos impide disfrutar plenamente de otras actividades. Márcate unos tiempos para desconectar y. durante estos, asegúrate de que no puedes escuchar el móvil ni tampoco consultarlo. ¡Ya verás qué paz!

Realiza alguna actividad física

Del mismo modo en que asociamos la dieta con perder peso, relacionamos el ejercicio físico con la búsqueda de la perfección estética. Sin embargo, la práctica de cualquier deporte o actividad, aunque se trate de treinta minutos, produce efectos positivos en el organismo, entre los que se encuentran un aumento de la autoestima y una mejora de la calidad del sueño. Por lo tanto, estarás ayudando a tu descanso emocional.

Desde la Escuela de Coaching esperamos que estos consejos para mejorar tu descanso emocional te hayan servido de ayuda. Ofrecemos diferentes cursos de formación en esta disciplina, como el coaching personal, el coaching familiar o el educativo, entre otros. Contacta con nosotros si necesitas más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

13 − 6 =

Table of Contents

Ir arriba
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?