Los 3 pilares del crecimiento personal

Los interrogantes que giran en torno a nuestra propia existencia y propósitos en la vida han acompañado siempre a la humanidad. Aunque nos pueda parecer que las dudas o las dificultades para afrontar el día a día son parte de nuestra sociedad actual, lo cierto es que llevan con nosotros miles de años. Si buscas el crecimiento personal y recursos para salir adelante ante las eventualidades, hoy te vamos a dar algunas herramientas para ello.

Un camino hacia el interior

Si alguna vez has sentido que las cosas no marchan como esperabas o que la propia vida te sorprende con situaciones que no sabes cómo gestionar, es normal que tus pensamientos hayan tomado una tonalidad un tanto negativa y que la sensación de malestar comience a afectar no solo a al plano emocional o personal sino también a otras facetas de tu vida.

Desde diversas corrientes de pensamiento, como las filosóficas, las psicológicas o las sociológicas, se ha tratado de dar respuesta a multitud de cuestiones relativas a la humanidad. Pero aunque pueda parecer sorprendente, todas ellas coinciden en algunos aspectos que hacen referencia al crecimiento personal.

Concretamente desde el campo de la psicología, se han identificado tres aspectos básicos orientados a la búsqueda del equilibrio emocional. El camino hacia el crecimiento personal parte desde el interior de cada persona, ya que es ahí donde encontraremos herramientas que nos ayuden, no solo a descubrir más sobre nosotros mismos, sino también para afrontar cualquier reto del día a día.

A lo largo de la infancia, y como consecuencia de la influencia de nuestro entorno, desarrollamos una serie de creencias. Estas, aunque no seamos conscientes de ellas, moldean nuestros pensamientos y por tanto nuestra forma de vivir. Pero desde la propia psicología, y concretamente las terapias cognitivo conceptuales se establecen tres fases.

Autoevaluación

La primera de ellas hace referencia al autoconocimiento o evaluación de la persona. En esta fase, se identifican las causas que nos llevan a pensar o a actuar de una determinada manera. Aquí se incluyen los condicionantes de nuestra educación que hemos mencionado, y que se originan principalmente en el seno de la familia.

Aceptación

En segundo lugar, una vez que hemos identificado los condicionantes en nuestro interior, el siguiente paso es aceptarlos como parte de uno mismo. No obstante, esto no significa que no podamos modificarlos. De hecho, conocer nuestros talentos y nuestras carencias es lo que nos permitirá avanzar en el crecimiento personal. Y desde ahí, podremos identificar nuevas oportunidades.

Superación

El tercer paso consiste en establecer una serie de objetivos y avanzar hacia ellos, con un seguimiento continuo e introduciendo mejoras continuas. Los profesionales del coaching se dedican precisamente a ello, y además de ofrecer motivación, integran planes de acción donde los objetivos a alcanzar están muy claros para facilitar su consecución.

Los pilares del crecimiento personal

Precisamente desde el Coaching Personal, y en concreto desde el llamado modelo CAR de John Whitmore, un gurú en esta materia, se identifican diferentes pilares que son la base para el crecimiento personal. Este acrónimo hace referencia a la conciencia, la autocreencia y la responsabilidad.

Conciencia

La conciencia es la unión de una parte objetiva y de otra subjetiva. Como una definición, hace referencia a toda aquella información que percibimos a través de los sentidos, y que desde ahí son interpretadas en base a las ideas que se tengan de base, las creencias o los valores. La objetividad reside en los aspectos que percibimos, que son lo que son sin ninguna interpretación personal. La subjetividad es la que se encarga de moldearlos y procesarlos de acuerdo con los aspectos mencionados.

Autocreencia

Como su nombre indica, la autocreencia hace referencia a nuestra capacidad para creer en nosotros mismos como individuos. Se parte desde el pensamiento de que contamos con todos los recursos suficientes para afrontar cualquier dificultad o identificar un camino a seguir. Y en el caso de tener dudas o no localizar dichos recursos, disponer a su vez de herramientas que ayuden a obtenerlos.

Un concepto muy importante que forma también parte del coaching es el de la resiliencia. Esto es, la capacidad que tiene una persona para sobreponerse a los contratiempos y adaptarse progresivamente a estas circunstancias con resultados que sean positivos. No se trata de pintar la realidad de otro color o de tomar una actitud que evite las emociones dolorosas, sino abrazarlas y comenzar a construir desde ahí.

Responsabilidad

La responsabilidad es el tercer pilar en el crecimiento personal de acuerdo con el coaching. Cuando los dos anteriores se han asimilado y forman parte de la persona, el individuo en cuestión debe asumir su responsabilidad sobre las acciones que lleva a cabo. Pero además, debe mostrar un compromiso con la búsqueda de soluciones y nuevas vías que le permitan continuar progresando.

Los cambios siempre generan resistencia, ya que nos encontramos ante una situación nueva que no tenemos la certeza de poder afrontar. Sin embargo, el segundo pilar de la autocreencia será la fortaleza interior con la que la persona podrá dar un paso más allá de su zona de confort y en búsqueda de la superación.

Las posibilidades del coaching

Aunque siempre es posible que una persona lleve a cabo todo el proceso para alcanzar el crecimiento personal, la figura de un coaching siempre resulta de gran ayuda. Por su formación y los conocimientos específicos tiene la capacidad de guiar a su paciente y de introducir metas que sean alcanzables y que vayan acorde con los objetivos generales que desea alcanzar.

En nuestra Escuela de Coaching somos conscientes de la importancia que una formación correcta tiene. No solo por las habilidades que el coach adquiere, sino porque serán estas las que le permitan ayudar a quienes a ellos acuden.

Actualmente, contamos con diferentes cursos especializados, como el Coaching Personal, el Coaching Educativo o el Deportivo, entre otras variantes. De la mano de expertos y trabajando con la Asociación Internacional de Coaching & Mentoring, podrás convertirte en un coach profesional y ayudar a otras personas en su crecimiento personal. Contacta con nosotros para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × cinco =

Table of Contents

Ir arriba
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?