Cómo aumentar la productividad a través del coaching

En nuestra sociedad, tendemos a relacionar el trabajo con una actividad que no genera satisfacción. Bien por influencia del entorno bien por la de nuestros progenitores, la concebimos como una mera obligación que no tiene por qué hacernos felices. Sin embargo, el estado de ánimo con el que acudimos a trabajar repercute directamente en nuestros resultados. ¿Quieres conocer cómo aumentar la productividad? ¡El coaching te da las herramientas!

La finalidad del coaching profesional

Si has oído hablar del coaching, sabrás que no consiste en una terapia psicológica ni tampoco en seguir una serie de consejos que te permitirán transformar tu organización o tu equipo de trabajo en cuestión de horas.

Para aumentar la productividad o mejorar la consecución de las metas en el entorno laboral, el coaching genera una serie de preguntas, que le sirven al individuo para identificar cuáles son las opciones que tiene y qué aspectos están en su mano para alcanzar las metas que se ha propuesto.

Surgido de los entornos deportivos, el coaching comenzó a aplicarse en los ámbitos profesionales desde hace dos décadas, de la mano de John Whitmore. Entre los beneficios que se obtienen, destaca el fortalecimiento de la cultura empresarial, la mejora en el clima laboral a partir de una gestión emocional adecuada desde cada individuo y la retroalimentación en los procesos.

El resultado es una mayor satisfacción en el plano laboral y un equilibrio con la vida personal, que a su vez, derivan en un aumento de la productividad. Pero, ¿cuáles son exactamente los pasos a seguir para lograr este objetivo?

Cómo aumentar la productividad con el coaching

Una principio básico del coaching empresarial es que para lograr los objetivos de todo el grupo, es decir de una organización, hay que partir por las metas de cada individuo. Esto significa que habrá que llevar a cabo un proceso uno a uno para que todos puedan sumar dentro del equipo y avanzar en sincronía.

Asimismo, para aumentar la productividad no solo se trata de la motivación de los empleados, sino que también son las propias personas emprendedoras las que deben superar aquellas barreras que les frenan. De este modo, no solo se cohesionan los equipos y se aumenta el rendimiento del negocio, sino que también se mejora la capacidad de liderazgo de la directiva, al obtener una visión más amplia de la empresa.

A través del coaching, se ofrecen a los ejecutivos diversas herramientas que les permitirán afrontar los cambios necesarios para poder lograr así sus objetivos personales y los de su organización. Mediante diferentes sesiones, se tratan múltiples habilidades que son claves en esta figura, y que son el autoaprendizaje, el liderazgo, su capacidad organizativa y de comunicación, la flexibilidad, la motivación del equipo o la escucha activa, entre otras.

El coach se encarga de diseñar un plan de acción que permite a la persona con el cargo directivo utilizar nuevas vías para llevar a cabo sus procesos. Como dice el dicho, no podemos esperar resultados diferentes si seguimos haciéndolo todo igual. Con el coaching profesional, se afrontan las problemáticas desde una nueva óptica para así obtener mejores resultados.

Algunas técnicas de coaching profesional para aumentar la productividad

El coaching busca el desarrollo del potencial del individuo para que pueda aplicar sus conocimientos y experiencia, así como su inteligencia emocional en la empresa. Al mejorarse las técnicas de comunicación interpersonales con los empleados, se facilita la sensación de integración dentro de la organización y se potencia el incremento de la productividad al obtener una mayor implicación por parte de aquellos.

Gracias a lo aprendido en las sesiones de coaching y liderazgo, la persona líder se convierte también en una guía y en un punto de referencia para todo el equipo. Pero para lograr esta mejora en la comunicación, y en consecuencia aumentar la productividad, es necesario aprender a llevar a cabo determinadas técnicas, como las que te dejamos a continuación:

Brainstorming

El brainstorming o tormenta de ideas es una herramienta de trabajo que permite que surjan nuevas ideas para una temática o problema específico. Se emplea como técnica de grupo para generar ideas que sean originales en un ambiente de trabajo relajado. Así, cada una de las personas participantes podrá exponer su propio punto de vista y sus reflexiones, nuevos enfoques o propuestas de productos.

Lo que se consigue es la sensación de ser parte de la empresa y de ser escuchados. La falta de reconocimiento es uno de las razones por las que puede aparecer la depresión laboral. Por lo tanto, hacer partícipe al empleado, escuchar sus propuestas y valorarlas mejorarán su implicación y permitirán aumentar la productividad.

Presentaciones en positivo

Otro de los ejercicios que se pueden aprender es el de hacer presentaciones del resto de compañeros y compañeras como parte de una reunión. Es decir, que se pedirá a cada uno de ellos que diga tres adjetivos positivos y tres que sean negativos sobre la forma de trabajar. La idea es identificar cómo se crean y establecen las relaciones entre la plantilla, la percepción que tienen unos de otros y la comunicación.

Pueden incluirse también aspectos sobre la personalidad de los empleados. Sin embargo, habría que tener cuidado en este punto, ya que podría caerse en reproches y discusiones si no se tienen habilidades para la comunicación asertiva y respetuosa.

Exposiciones en grupo

Las exposiciones en grupo no tienen como finalidad identificar a la que ha sido mejor preparada. Por el contrario, el objetivo es conocer las habilidades que cada uno de los miembros del equipo tienen. Si sabemos cuál es el potencial de nuestra plantilla, nos será más fácil aprovecharlo para aumentar la productividad. Así, algunas personas tendrán habilidades para hablar en público, mientras que otras tendrán una mayor capacidad de análisis o creatividad para concebir nuevas ideas y planteamientos. La temática debe elegirse y comunicarse previamente.

Si quieres convertirse en coach profesional y aprender diferentes técnicas que puedan llevar a un líder y a su equipo a aumentar la productividad de su empresa, con la escuela de coaching podrás hacer que tus metas se conviertan en una realidad. Disponemos de una amplia variedad de cursos de coaching profesional a tu medida. ¡Contacta con nosotros para más información!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 × cuatro =

Table of Contents

Ir arriba
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?